miércoles, 25 de mayo de 2016

LEEMOS AL PADRE CAFFAREL



¿POR QUÉ TANTOS FRACASOS?[1]

Cuando se llevan muchos años de vida sacerdotal, se impone una constatación, dolorosa, abrumadora: deserciones, innumerables deserciones. ¡Cuántas promesas en la vida, alegre y llena compromisos, de las que fui testigo! Y veinte años después, cuántos fracasos, secretos o públicos: este militante cuya generosidad fue admirable durante años, hoy hastiado, escéptico, inmovilizado para los compromisos; este hogar, campeón de la espiritualidad conyugal, donde se introdujo el demonio del adulterio; este otro, pilar de su parroquia, que ve a sus hijos mayores impacientes por dejar  la tutela y la religión de la familia. Tantos y tantos otros, cuyo fervor de amor y de fe se convirtió en un estilo triste, en una tibia mediocridad.
Tibio, el término me vino espontáneamente. Y me recuerda un texto del Apocalipsis. Buscándolo, me sorprende ver que medio siglo después de la muerte de Jesucristo, ¡ya! Los fieles se relajaban. "Conozco tus obras, dice el Cristo, sé que no eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Por eso, porque eres tibio, te vomitaré de mi boca." (Ap. 3, 15).
Ante esas múltiples deserciones, el moralista (en el sentido de nuestra literatura clásica) tendería al escepticismo, amargo o bonachón según su temperamento. Vería en ello una prueba de la ley de la gravedad, ineludible, que hace caer a tierra todas las cosas e incluso los ímpetus más prometedores. Pero el sacerdote de Jesucristo no lo hará. Sabe que el camino de la vida humana debe tender a la santidad y no caer en la mediocridad. “Sed perfectos como vuestro Padre Celestial es perfecto” También busca ansiosamente la causa de tantas deserciones.

Creo que la explicación es necesaria. Lo mismo que el organismo físico decae cuando sus necesidades esenciales son insatisfechas (privado de agua, se deshidrata rápidamente; de alimento, se debilita; si falta sueño, la depresión nerviosa lo acecha; si el oxígeno falta, se asfixia), de igual manera el organismo espiritual frustrado en sus necesidades vitales presenta fenómenos análogos: anemia espiritual, baja vitalidad, pérdida del gusto por la vida (interior). A decir verdad, el interesado a menudo no es consciente de la alteración de su salud moral. Pero si viene una epidemia - quiero decir una tentación - ocurre la catástrofe. Todo el mundo se asombra ante la caída brusca. De hecho, es brusca sólo aparentemente, se preparaba desde hace tiempo. Cuántas veces he oído decir: " durante veinte años fue un hogar que se citaba como ejemplo, y de repente…" No, no de repente: hace mucho tiempo que tenía su resistencia debilitada.

*
Las necesidades vitales del organismo espiritual son numerosas. Hay tres que me parece urgente recordarlas. Las enseñanzas de los autores espirituales, pero más todavía la experiencia de veinticinco años de vida sacerdotal, me han convencido de su imperiosa necesidad.

Nuestra generación – teóricamente – no merece el reproche de subestimas la Eucaristía.
Nació a la vida cristiana al día siguiente de los decretos de Pío X sobre la comunión temprana y frecuente. Chicos y chicas jóvenes tienen la costumbre de comulgar los domingos y muchos entre semana. Pero cuántos abandonan la comunión cuando les sería más necesaria: para superar las dificultades de la vida conyugal, resistir los peligros de los compromisos políticos, triunfar sobre el materialismo ambiente, mantenerse libres de esta caída en medio de la vida “en la que se cae a propósito por aburrimiento… porque el camino es largo, y porque su final está lejos, porque se recorre solo y porque no hay consuelo.”

No es por casualidad que para darse a nosotros, Cristo tomó pan y no un alimento raro: el pan es alimento diario. Los cristianos pedimos al Padre todos los días el Pan irremplazable. Inconsecuentes descuidan ir a buscarlo. ¡Creen poder vivir sin comer!


H.C.



[1] L’Anneau d’Or Nº  62–  Abril 1955 – pgs. 94 à 97

martes, 24 de mayo de 2016

APRENDE



Recuerda que cualquier momento
es bueno para comenzar
y que ninguno es tan terrible para claudicar.
No olvides
que la causa de Tu presente es Tu pasado
así como la causa de Tu futuro será
Tu presente.
Aprende de los audaces,
de los fuertes,
de quien no acepta situaciones,
de quien vivirá a pesar de todo,
piensa menos en tus problemas
y más en Tu trabajo
y tus problemas sin alimentarlos morirán.
Aprende a nacer desde el dolor
y a ser más grande
que el más grande de los obstáculos.


Pablo Neruda

lunes, 23 de mayo de 2016

TECNICAS PARA HACER SILENCIO EN NUESTRA VIDA




Te propongo algunas técnicas para que puedas acallar tu mente y vivir espacios de tranquilidad, serenidad y calma, para que puedas alcanzar tu conexión interna a través de la quietud y el silencio interior.



 CREA TU ESPACIO

Es importante que te proporciones un espacio “tu espacio, ese lugar en el que sientas confortable, yo llamo al mío “mi sitio de poder” porque es dónde conecto con mi respiración, con la calma y fortaleza que necesito cada día. Convierte ese espacio en tu remanso de paz, allí solo estás tú contigo, en ese íntimo encuentro que es reparador en sí mismo.     



MEDITACIÓN-ATENCIÓN-CONSCIENCIA

Yo no sé meditar ¿cómo se hace?, es una pregunta que me hacen muchas personas. La meditación no se hace, es un estado que no busca nada, no pretende nada. Para meditar solo has de mantener la consciencia enfocada en lo que está ocurriendo en el momento presente, retirar tu actividad metal y estar alerta y consciente. Si has decidido dedicar unos minutos al día a meditar en tu sitio de poder, puedes comenzar por enfocar tu respiración, respirar solo respirar, con la atención puesta en como entra y sale el aire de tus pulmones. Notarás que te vienen pensamientos, no te aferres a ellos, dejaros pasar sin detenerte en ninguno y solo respira. Enfocar solo una cosa requiere perseverancia, así que no pretendas “lograr” nada, el único objetivo es ser consciente de tu respiración.



 ¡No tengo tiempo para pararme a meditar!. 
Esta es también una afirmación muy común, a menudo tenemos tiempo para muchas cosas y cuando no nos incluimos en nuestra lista de prioridades, nos falta para nosotros. Te propongo en este caso que enfoques cada cosa que hagas en tu día a día, por ejemplo, si estás caminando, pon atención a cada paso, a cada movimiento de tu cuerpo al caminar, incluso al ritmo de tu respiración, mantente presente. Cuando te lavas las manos o te duchas pon atención a todas las percepciones sensoriales que tienes en ese momento, la sensación del agua, su temperatura, el movimiento de tus manos cuando te frotas el jabón, el aroma que desprende, la sensación del agua recorriendo tu espalda, tu cuerpo, etc. Y así con cada cosa que hagas, te aseguro que descubrirás sensaciones maravillosas y con la práctica del estar alerta y consciente, sentirás cada vez más paz en tu interior.



ESCUCHA INTERIOR

  Cuando estás respirando, escuchando lo que emana de tu interior, pueden venirte e


mociones, a veces dolorosas al rememorar experiencias, es importante que te las permitas, las emociones no vienen de fuera ni son tus enemigas, te pertenecen y emanan de ti porque eres tú quien las genera, así que no luches, permíteles su espacio y como emociones que son pasan si no luchas con ellas, al contrario, cuando entras en lucha con tus propios sentimientos, te pierdes de ti y les das poder, así que respira, no temas, limítate a ser el espectador que puede verlas sin identificarte con ellas y dejarás de estar a su merced.
  

PRESENCIA 

Estar presente significa estar consciente en el aquí y el ahora de tu momento, sin intentar analizar ni tus pensamientos ni las emociones que surgen de ellos, solo observa enfocando tu atención hacia dentro y preguntarte ¿Qué está pasando dentro de mí en este momento?. Aparecen pensamientos, déjalos pasar, emociones, déjalas pasar, permíteles su espacio sin olvidar que tú no eres ni tus pensamientos ni tus emociones, solo eres el que las observa y no les concedes poder para que te controlen. Cuando te instalas en el presente, el sufrimiento gratis que te infringes desaparece y la calma impregna todo tu ser.


ACEPTACIÓN

  Cada día vivimos situaciones de distinta índole que aportan riqueza a nuestra vida, una veces nos encontramos con vivencias agradables, noticias alentadoras y gratificantes, mientras que otras veces se presentan situaciones complicadas y dolorosas que hemos de enfrentar para poder continuar caminando. La vida nos pone retos, recientemente he tenido una de estas noticias que ha cambiado la trayectoria de mi vida, de pronto las planificaciones que había hecho para los próximos meses y que llenan las hojas de mi agenda, he tenido que anularlas por la imposibilidad física de llevarlas a cabo. En un primer momento sentí desconcierto ¡ahora que voy a hacer! y conforme me escuchaba esa exclamación brotó la respuesta, ahora me toca parar, me toca acoger esta nueva situación en mi vida, aceptar que aunque no lo he elegido, ha ocurrido y esta es la realidad que se impone. ¿Cómo acallar la mente ante emociones tan intensas?, he decidido no anticipar nada, ni bueno ni malo, lo que tenga que venir vendrá, no quiero gastar mis energías en lo que no sé porque todavía no ha ocurrido, las necesito intactas para enfrentar esta situación difícil, quiero  abrazar cada momento con lo que sea que me traiga y sé que saldré fortalecida acogiendo por entero esta oportunidad para aprender y crecer, así que acepto y agradezco lo que la vida me regala.

María Guerrero Escusa, psicoterapeuta




domingo, 22 de mayo de 2016

VAMOS A SOÑAR CON DIOS


JUAN 16, 12-15
12 Mucho me queda por deciros, pero no podéis con ello por el momento. 13 Cuando llegue él, el Espíritu de la verdad, os irá guiando en la verdad toda, porque no hablará por su cuenta, sino que os comunicará cada cosa que le digan y os interpretará lo que vaya viniendo.

14 Él manifestará mi gloria, porque, para daros la interpretación, tomará de lo mío. 15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso he dicho que toma de lo mío para daros la interpretación.

Dios se nos ha rebelado de una manera que nos sea comprensible. Por eso, el evangelio de hoy nos advierte, que mucho queda por decir, pero no podemos comprenderlo. Sin embargo, es tanto lo que Dios nos ha enseñado que somos personas en continua construcción hacia la verdad de Dios.

Podemos imaginar la grandeza o la bondad de Dios, podemos soñar con la misericordia de Dios, podemos volar desde el amor de Dios. Y nada de eso es “irreal” porque Dios nos ha dotado de inteligencia para poder imaginarlo, intuirlo, sentirlo.

Cuando hoy hagas la oración trata de llegar a Dios desde tu interior, déjate volar por él, siente la proximidad del Creador. Notarás que estás muy bien. 
Hoy celebramos la Trinidad porque a Dios se nos presenta como familia. Una imagen insuperable.


En el siguiente video podrás encontrar cómo imaginar, cómo construir, como soñar, cómo caminar por sendas de felicidad.

sábado, 21 de mayo de 2016

viernes, 20 de mayo de 2016

ESCUCHAR EL SILENCIO


Nos llenan de palabras
Nos invaden de imágenes
Hoy solo quiero silencio
Escuchar el silencio

jueves, 19 de mayo de 2016

VEN ESRÍRITU DE DIOS




Hace poco ha sido el Domingo de Pentecostés donde se nos ha recordado que al irse Jesús nos dejó el Espíritu que es el que nos guía e ilumina.

Y no debemos olvidar que el Espíritu no es sólo nuestro, de los cristianos, sino de todo el mundo, porque como se suele decir el Espíritu sopla donde y cuando quiere.

Quizá sea el momento de invocarlo continuamente porque en este mundo no hay paz, hay demasiados fundamentalismos, también en nuestra Iglesia, hay demasiado apego a las riquezas y olvidamos continuamente a los necesitados de todo. Y cuando hablamos de riquezas no nos referimos sólo al dinero, sino también a la compañía, familias grandes y otras de una sola persona o desestructuradas, demasiada exclusión social para los que piensan distinto…

Espíritu Santo, que no nos falte nunca la esperanza para ayudar a los necesitados, que no seamos indiferentes al desprecio que unas personas  tienen hacia otras, y que no tengamos miedo a dar la cara por los demás.

VEN ESPÍRITU SANTO, ESPÍRITU DE DIOS.

Un abrazo


Huellas