miércoles, 1 de abril de 2015

ALA ROTA





Como un pájaro tímido

con un ala herida
me tambaleo
llorando en el suelo
porque he tenido que enterrar 
mi amor dentro de mí.


Mi canto jubiloso 

desde entonces 
se congela en mi garganta.


Ningún latido del ala 

me lleva hasta el sol… 
a ti.



AlyRo

martes, 31 de marzo de 2015

GRACIAS



Durante este mes de marzo hemos venido publicando algunas reflexiones sobre la difusión de los Equipos. Sobre la implicación que tenemos como equipistas de dar a conocer el movimiento. Porque los ENS no son nuestros. Son un movimiento dentro de la Iglesia para todos aquellos cristianos casados que quieran acompañarnos.

Estamos abiertos a todos, todos para nosotros son importantes. En este momento que nos ha tocado vivir es necesario agruparse para vivir la fe. En solitario es más difícil. Uno solo, pierde fuerza rápidamente. Las desilusiones nos amenazan. Por eso viene muy bien unirse en grupos de matrimonios para compartir la vida y la fe. Es lo que hacemos en los Equipos.

Hoy queremos dar las gracias a todos los miembros de los Equipos por estar en ellos, por intentar vivir la fe, por creer en Jesús, por pelear cada día para que sea mejor que el anterior. Vivir el evangelio es para personas valientes. Sabemos que Dios está con nosotros. Por eso le rezamos.

Gracias a todos los equipistas por estar ahí, por demostrar que el Movimiento ENS está vivo y es vigente y merece la pena pertenecer a él. Muchas gracias.

El día 28 de marzo se publicó un amplio artículo en el periódico digital religioenlibertad dando a conocer nuestro Movimiento de Equipos de Nuestra Señora. Pinchando AQUI podéis leer dicho artículo. 

H y MN

lunes, 30 de marzo de 2015

ERES EL QUE ME ENTIENDE



Anochece, Señor.
He vivido la jornada que me has dado
haciendo lo que hago diariamente…
He sembrado un puñado de ilusiones
y encendido algunas luces.

Estoy cansado
y se me duermen hasta las ilusiones.
Pero te creo como a nadie,
y sé que eres compañero y cómplice,
que te desvives por mí
y me entiendes.

Acúname,
descánsame
y despiértame creyéndote más,
y más sereno y libremente.


Florentino Ulibarri.

domingo, 29 de marzo de 2015

AMOR TOTAL


Domingo de Ramos
Evangelio de Marcos 15, 1-39

         Apenas se hizo de día, los sumos sacerdotes, con los ancianos, los letrados y el sanedrín en pleno, prepararon la sentencia; y, atando a Jesús, lo llevaron y lo entregaron a Pilato.
         Pilato le preguntó:
         — ¿Eres tú el rey de los judíos?
         Él respondió:
         — Tú lo dices.
         Y los sumos sacerdotes lo acusaban de muchas cosas.
         Pilato le preguntó de nuevo:
         — ¿No contestas nada? Mira de cuántas cosas te acusan.
         Jesús no contestó nada más; de modo que Pilato estaba muy extrañado.
         Por la fiesta solía soltarse un preso, el que le pidieran. Estaba en la cárcel un tal Barrabás, con los revoltosos que habían cometido un homicidio en la revuelta. La gente subió y empezó a pedir el indulto de costumbre.
         Pilato les contestó:
         — ¿Queréis que os suelte al rey de los judíos?
         Pues sabía que los sumos sacerdotes se lo habían entregado por envidia.
         Pero los sumos sacerdotes soliviantaron a la gente para que pidieran la libertad de Barrabás.
         Pilato tomó de nuevo la palabra y les preguntó:
         — ¿Qué hago con el que llamáis rey de los judíos?
         Ellos gritaron de nuevo:
         — Crucifícalo.
         Pilato les dijo:
         — Pues ¿qué mal ha hecho?
         Ellos gritaron más fuerte:
         — Crucifícalo.
         Y Pilato, queriendo dar gusto a la gente, les soltó a Barrabás; y a Jesús, después de azotarlo, lo entregó para que lo crucificaran.
         Los soldados se lo llevaron al interior del palacio –al pretorio- y reunieron a toda la compañía. Lo vistieron de púrpura, le pusieron una corona de espinas, que habían trenzado, y comenzaron a hacerle el saludo:
         — ¡Salve, rey de los judíos!
         Le golpearon la cabeza con una caña, le escupieron; y, doblando las rodillas, se postraban ante él.
         Terminada la burla, le quitaron la púrpura y le pusieron su ropa. Y lo sacaron para crucificarlo. Y a uno que pasaba, de vuelta del campo, a Simón de Cirene, el padre de Alejandro y de Rufo, lo forzaron a llevar la cruz.
         Y llevaron a Jesús al Gólgota (que quiere decir lugar de “La Calavera”), y le ofrecieron vino con mirra; pero él no lo aceptó. Lo crucificaron y se repartieron sus ropas a suerte, para ver lo que se llevaba cada uno.
         Era media mañana cuando lo crucificaron. En el letrero de la acusación estaba escrito: EL REY DE LOS JUDÍOS. Crucificaron con él a dos bandidos, uno a su derecha y otro a su izquierda. Así se cumplió la Escritura que dice: “Lo consideraron como un malhechor”.
         Los que pasaban lo injuriaban, meneando la cabeza y diciendo:
         — ¡Anda!, tú que destruías el templo y lo reconstruías en tres días, sálvate a ti mismo bajando de la cruz.
         Los sumos sacerdotes se burlaban también de él diciendo:
         — A otros ha salvado y a sí mismo no se puede salvar. Que el Mesías, el rey de Israel, baje ahora de la cruz, para que lo veamos y creamos.
         También los que estaban crucificados con él lo insultaban.
         Al llegar el mediodía toda la región quedó en tinieblas hasta la media tarde. Y a la media tarde, Jesús clamó con voz potente:
         — Eloí, Eloí, lamá sabaktaní. (Que significa: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?).
         Algunos de los presentes, al oírlo, decían:
         — Mira, está llamando a Elías.
         Y uno echó a correr y, empapando una esponja en vinagre, la sujetó a una caña, y le daba de beber diciendo:
         — Dejad, a ver si viene Elías a bajarlo.
         Y Jesús, dando un fuerte grito, expiró.
         El velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo.
         El centurión, que estaba enfrente, al ver cómo había expirado, dijo:
         — Realmente este hombre era Hijo de Dios.

Ante el relato de la crucifixión de Jesús, quiero expresar mi consternación en una actitud de perdón.

Perdón, Señor, por la ignorancia. Los contemporáneos de Jesús no fueron capaces de darse cuenta de que lo hacían: crucificar a quien solo vino a amar. Pero esa ignorancia también existe hoy: es la de aquellos que no quieren ver que Dios es nuestro Padre, que Jesús nos ama.

Perdón, Señor, por la soberbia. Los que le crucificaron no soportaron que Jesús viniera a superar una religión basada en los sacrificios, por otra basada en el amor. Los privilegios de los que dirigían la religión se le venían abajo. Hoy puede ocurrir que hayamos caído en una religión muy preocupada por la liturgia pero vacía de corazón. El papa Francisco llama la atención para que la Iglesia esté entre la gente para escuchar, acompañar, arropar y no para exigir, reprimir y juzgar.

Perdón Señor por ser insensible a la crucifixión. La hemos escuchado tantas veces que su repicar no me inmuta. Pero no quiere ser insensible a esa atrocidad. Jesús fue crucificado por amar. Y muchos más lo han sido –lo siguen siendo hoy, ahora, en este momento- por amar. Quiero solidarizarme con todos ellos.


Con la muerte de Jesús se ha hecho realidad el amor completo: entrega total, pura donación. 

No encuentro palabras
¡Cómo fue posible!
¡Cómo sigue siendo posible!
Me queda el silencio
Admiro el perdón
¡Qué grandeza en tanto dolor!
Perdón.

sábado, 28 de marzo de 2015

ORACIÓN DE LOS E.D.I.P.



A Vos, ternura plena, del Hogar mi Señora,
 imploro humildemente la ayuda que preciso
para animar familias que vuestro Amor añora
y sientan que la Gracia, brota del compromiso.

Conoces bien mis fallos, de nada soy ejemplo,
 pero tengo la dicha de sentir vuestro aliento
si os invoco de noche y también en el templo,
anhelando a tu Hijo, como en Tiempo de Adviento.

Difundir es compartir, de la vida, lo bueno:
extender la Noticia, aliviar la dolencia
 del que está malherido o desnudo al sereno:
 curarle sus heridas es cuestión de conciencia.

No esperar nada a cambio, nuestra Paz es salario,
 esparcir la semilla, trabajar sin desmayo
aguardando la aurora y el Señor, a diario.
 ¡Él sabrá cuántas plantas, darán flores en mayo!


Tomado del Boletín de ENSValladolid Enero 2015

viernes, 27 de marzo de 2015

OFRECEMOS ENS



Los Equipos de Nuestra Señora no somos un equipo de fútbol, ni un club de amigos, ni un grupo de personas conocidas o amigas. Los ENS  somos un Movimiento que está dentro de la Iglesia, que sigue a Cristo y que existe porque estamos convencidos que juntos es más fácil vivir. 

Todos entendemos que cuando las cosas se ponen difíciles el grupo ayuda y arropa. Eso a todos los niveles. También al nivel espiritual y religioso. Venimos oyendo desde hace algunos años que el porcentaje de matrimonios que se separan es muy elevado. Muchas son las causas de tan grave dolencia. No este el momento de detenernos. Sirva esta llamada para ponernos alerta.

Alerta de que el matrimonio no se construye solo. Es necesario que los dos esposos trabajen para llevarlo adelante. No faltarán las dificultades, las ordinarias de cada día y las difíciles de verdad (una enfermedad, el paro, una crisis personal, le educación de los hijos…). Cada miembro de la pareja ha de poner lo suyo, porque ese es el compromiso de cada uno, ya que el matrimonio es cosa de dos. En los ENS, además, tenemos un tercero. Es el mismo Jesús quien, a través del sacramento del matrimonio, le hemos invitado a estar con nosotros.  Y contamos con El. Y sabemos escucharle. Y le tenemos en cuenta.


Si crees en Jesús, si la Iglesia no es para ti un estorbo, si sabes que Dios te quiere, si estás casado, te ofrecemos los Equipos. Somos un movimiento de matrimonios cristianos que queremos vivir juntos el evangelio. Y nos ayudamos. Por eso nos vienen tan bien. Si quieres conocernos y probar, ven con nosotros. Estamos abiertos a conocerte. Por eso ofrecemos ENS. 

jueves, 26 de marzo de 2015

LOS EJERCICIOS ESPIRITUALES



 Acabamos de llegar de hacer unos ejercicios espirituales un poco especiales, porque más bien fueron unos cursillos sobre el Sínodo de la familia.

Al principio estábamos un poco molestos porque nos sentíamos defraudados al no tener auténticos ejercicios, pero charlando con otras personas nos dijeron que así se habían enterado de lo que se había hecho en el Sínodo y esto nos ha hecho recapacitar.

Quizá en esto ha intervenido el Espíritu Santo para conseguir que las familias nos enteremos de lo que se habla sobre nosotros y para que nosotros nos animemos a intervenir también dando nuestra opinión sobre las 46 preguntas que se nos han enviado para responder. Aunque ya se ha pasado el plazo para enviarlas a los ENS, si tenemos algo que decir siempre se pueden enviar directamente a Roma.

De todas formas tuvimos tiempos de oración y de relación con otros y con Dios y eso siempre es bueno.

Un abrazo
Huellas